Darse cuenta: El término maldito. Aclarando Terapia Gestalt

Darse cuenta que estoy sentado sobre una bola de Pilates. Darse cuenta que estoy escribiendo con un teclado, darse cuenta que miro a la pantalla, darse cuenta de que mi pareja está moviéndose por la habitación contigua, pero… ¿me doy cuenta?

Siento, luego actúo

Estoy siendo consciente que estoy sentado sobre una bola de Pilates, me percato de que estoy escribiendo este texto a través de un teclado, soy consciente que miro a la pantalla, mi atención está en que mi pareja se mueve por el comedor. Creo que mejor, sí que estoy consciente a algo, me percato de algo, soy consciente de algo, mi atención está en algo, cuando me encuentro en el momento presente, en un estado de sensibilización de la función ello, sin más esfuerzo que atender a lo que siento.

Me doy cuenta de…¿realmente de qué me doy cuenta al estar escribiendo? Si ahora, contactando sobre lo que leía al respecto hace una semana: “El Dr. Naranjo nos ha indicado que su traducción en el sentido utilizado por Perls, más bien debiera ser “percatarse”, “atención” o “conciencia”, y que “darse cuenta” debiera reservarse para lo que el sicoanálisis entiende por insight”.[1] Me sensibilizo, estoy siendo consciente de que hay alivio y rabia a la vez. Respiro. Siento la rabia e impotencia y me pregunto ¿Por qué libros como el de Stevens[2] habrán sido traducidos por “darse cuenta”? Soy consciente que he aprendido muy bien el introyecto de utilizar ahora “darme cuenta” en vez de utilizar de que mi atención está puesta ahí.

¿Qué dice la teoría del self sobre el “darse cuenta“?

Me percato que en el PHG[3] (p. xli) también está la referencia de Carmen Vázquez: “El término awareness, muy familiar para los gestálticos de habla española, lo hemos traducido por “consciencia inmediata” o simplemente por “conciencia”, para evitar los anglicismos y dotar así a la Terapia Gestalt española de un término propio.” Al leerlo, me genera también rabia. ¿Quiero utilizar consciencia inmediata a algo que en inglés es mucho más común? Estoy siendo consciente de que no. Quiero una traducción de un término que pueda enseñar y acompañar. (Estoy siendo consciente que vienen invitados…y tengo que dejar lo que estoy escribiendo…).

Vuelvo a escribir. Estoy siendo consciente que me alegra estar escribiendo sobre este tema. Parece que esté hablando con mis pensamientos recluidos, cerrados y les estoy dando vida al compartir este tema. (Y mientras sueña “Walk on the wild side – Camina por el lado salvaje”.) Realmente este tiene me genera cierta sensación de provocación y aún no me he dado cuenta realmente de nada…

Sonrío. Y mi atención se coloca en la alegría que se pone en mi interior. He cumplido ya suficiente para esta entrada y lo que me queda por expresar.

Aún hay más

Me siento cada vez más activo. Recuerdo que quería comentar más cosas teóricas que había reflexionado al respecto. Awareness según la teoría del self habla de un estado en el que el self contacta con la función ello en la fase de “previa al contacto” (forecontact) que tampoco precontacto (precontact), Y por otro lado, para que se pueda dar un darse cuenta (insight) es necesario una toma de contacto del self sobre una figura en concreto, después de un incremento de la excitación que permita que se llegue al momento del ¡ajá! tal como recoge en el PHG (II, 10, 8). “La Personalidad es “transparente”, se la conoce de arriba abajo, ya que es el sistema de lo que ha sido reconocido (en terapia, es la estructura de todos los insights, de todos los ¡ajá!).

Y ahora sí que me doy cuenta de algo. Conecto que en mi formación del ámbito de la creatividad hay cinco fases: preparación, incubación, intuición, evaluación y elaboración. Y justo en la fase de intuición, cuando a una persona se le ocurre una idea clara y estética, resolutiva de un problema, se dice ¡ajá!, o el típico ¡Eureka!.

Y ajá! Me doy cuenta que si utilizo darme cuenta a lo que soy consciente, olvido mis experiencias con el fondo de la creatividad, y dejo de respetarme a la hora de utilizar adecuadamente el lenguaje, cuestión con la que me identifico. Pero no estoy seguro del todo… Necesito del otro para conocer su visión pues del otro he aprendido esta cuestión.

Y ahora que lo escuchas, ¿eres consciente o te das cuenta?

[1] Naranjo, C. (2002). La vieja y novísima Gestalt. Ed. Cuatro Vientos.

[2] Stevens, J. (1976). El darse cuenta. Chile: Cuatro Vientos.

[3] Perls, F., Hefferline, R. & Goodman, P. (1951). Gestalt therapy: Excitement and growth in the human personality, New York: Julian Press.

Nota: Este artículo no habría sido posible sin la inestimable ayuda del grupo AP3.

Y gracias por leer mi reflexión, ya sabes que cualquier comentario es bienvenido. Si tienes dudas, por favor, pregunta. Y claro, estoy abierto a cualquier sugerencia.

¡Compártelo!